Blogia
* Soul Revival *

La Intención.

La Intención.

El Poder de La Intención. Visión Cuántica.

En el mundo de la ciencia co-existen varias teorías fuertes sobre la realidad. Una de estas teorías vive en las cuatro dimensiones habituales del espacio-tiempo y es similar a la Cromodinámica Cuántica (QCD); otra teoría es un tipo de Teoría de Cuerdas que vive en un espacio curvado de 10 dimensiones. La relación entre ambas teorías parte del hecho que las Teorías similares a la QCD viven en una “membrana” que está inmersa en un espacio de dimensiones superiores. Todo un misterio.

Un ejemplo clásico de esta situación es la dualidad de la luz onda-partícula. A veces la luz debe describirse como una onda porque así es como se comporta, y en otras ocasiones como una partícula. No significa esto que la luz es realmente una onda o una partícula, sino que es algo para lo cual no hay una analogía en el mundo cotidiano de nuestros sentidos; es algo que bajo ciertas circunstancias parece comportarse como una onda, y bajo ciertas otras circunstancias, parece comportarse como una partícula; sin embargo, es probable que desde una perspectiva de 10 dimensiones dicho comportamiento sea mucho más complejo.

Antes que nada preguntémonos ¿qué es una observación de la realidad? O ¿cómo son las características que una observación debe tener para poder crear la realidad? El físico John Wheeler, separa lo real de lo no real afirmando: Ningún fenómeno es un fenómeno real hasta que el mismo es observado. Esta creencia de que la realidad es creada por el observador, si bien puede ser común en el campo de la filosofía, no lo es en el campo de la física, por lo menos no lo era hasta la aparición de la física cuántica.

Los partidarios de este modelo, dicen que solamente algo dotado de conciencia tiene el privilegio de crear la realidad. El único observador que cuenta es el observador consciente: el ser humano.

Los grandes físicos de la humanidad, entre ellos Albert Einstein, creen que el mundo tiene dos partes, la de los potenciales, lo que está en potencia, lo que puede ser; y la de las realidades de las cosas que pasan a la luz de nuestra conciencia.

En la ciencia y en sus experimentos acerca de eventos atómicos se trata con cosas y hechos concretos, con fenómenos que son tan reales como cualquier fenómeno en la vida diaria. Pero resulta que los átomos y las partículas elementales no son lo reales que creemos, ya que en verdad estas forman un mundo de posibilidades, de cosas en potencia, más que uno de cosas o hechos... La onda de probabilidades significa una tendencia por algo. Es la versión cuantitativa del viejo concepto Aristotélico de potencia. Introduce algo en el medio entre la idea de un evento y la realización de dicho evento, una clase extraña de realidad física justo en el medio entre la posibilidad y la realidad: La Intención de algo, es decir, su tendencia a ser determinada posibilidad.

Nuestro mundo de todos los días, tiene un aspecto bien concreto del cual carece el mundo cuántico, solo ocurren eventos uno por vez. En cambio desde la perspectiva del mundo cuántico no es un mundo de eventos reales sino un mundo lleno de tendencias de acción que no se concretan, que no ocurren; estas tendencias están constantemente en “movimiento” de las posibilidades, “pueden ser”, no son. Y este mundo de las posibilidades se une con el mundo de las realidades a través de la intención, es decir, de aquella tendencia que el observador ve. Durante este acto “mágico”, una de las posibilidades entre todas las existentes, es la que se concreta y así aparece en el mundo de acuerdo a exactas leyes de movimiento.

Todo lo que ocurre entonces en nuestro mundo de realidades, surge de las posibilidades preexistentes en el mundo cuántico de las potencias, tendencias o intenciones. El mundo no observado consiste en un racimo de posibilidades cada una con su valor probabilístico de ocurrencia.

Muy interesante visión para nosotros los reikistas que hemos aprendido que LA INTENCION es la clave para enfocar nuestro sendero de vida así como también las terapias sanadoras.

La nueva Neurociencia ha encontrado el denominado “cerebro químico”, el cual compromete a todo el cuerpo, de tal forma que los átomos, las moléculas, las macromoléculas que allí trabajan interactúan a nivel celular interno; a diferencia de los ojos , los oídos, etc, que actúan como órganos del sentido. El cerebro químico vendría a ser un segundo sistema nervioso que opera en forma inteligente y autónoma. Para Candace Pert (Científica Americana), la mente el espíritu y las emociones están unificadas en el cuerpo en un sistema inteligente que dirige lo que llamamos vida.

Nuestros pensamientos están centralmente imbuidos de intención, de tendencias y potencias que no son otra cosa que el puente entre nuestra realidad y el mundo de posibilidades. Y todo nuestro cuerpo está conectado a nuestros pensamientos a través del sistema bioquímico.

Cuando con el Reiki dirigimos nuestra intención hacia la armonía, la salud, la felicidad y el amor ya se imaginan cual es el reino de posibilidades que podemos crear con esta excelente disciplina y arte japonés; no sólo para uno mismo, sino fundamentalmente para nuestra sociedad, nuestro querido mundo.

Hasta el próximo jueves,

Juan de la Piedra
juan.delapiedra@gmail.com
Editor

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Celia Fabry -

somos un grupo de santiago, chile ¿cuáles son sus condiciones para darnos unos seminarios, conferencias en nuestro país. estamos muy interesados en conocerlo. muchas gracias. Celia.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres