Blogia
* Soul Revival *

¿Satanás Cura?

¿Satanás Cura?

Demonios Sanadores en los Andes Peruanos.

Por motivos profesionales estoy visitando ciudades en los Andes peruanos, el clima en esta época del año es frío, lluvioso y con agradables horas de sol.

En Abancay,siendo las primeras horas de la noche decido entrar a una cafetería para contrarrestrar el frío y no puedo dejar de escuchar a una señora que le decía al dueño del establecimiento que sorprendentemente había sido curada de su mal con la presencia del demonio Adonai mientras descansaba en su cama. El contacto del demonio, un curandero famoso de la zona, le había dado precisas instrucciones que ella debía seguir para que se cure definitivamente de sus pulmones que estaban infectados de cáncer terminal.

El dueño de la cafetería asentía con la cabeza evidentemente interesado en el relato de la señora que no paraba de contar con entusiasmo su milagrosa sanación. La señora contaba que sintió como una luz había entrado a su habitación y tenía una sensación espeluznante de alguna presencia que tocaba sus pulmones hasta que se durmio profundamente; recuerda que la cama se elevó un poco del suelo. El curandero le  había advertido que no rezara ni pensara en Dios ni en ningún santo, tenía que soportar todas las sensaciones por más terribles que le parezcan si quería realmente curarse de su mal.

La señora en el pasado era propietaria de una discoteca y le iba mal en su negocio, contaba con total seguridad, y que el curandero le había recomendado un ritual que consistía en un "despacho" llamado pago a la tierra para el cual debía conseguir un feto humano que le cortarían las 2 manos, le agregarían maíz, dinero, hojas de coca y otros elementos, para luego de unas invocaciones y rituales con rezos satánicos lo enterrarían finalmente en la entrada de la casa. Al feto el curandero previamente debía bautizarlo con un nombre.

Sin embargo, el curandero le advirtió que el negocio iría bien sólo por una temporada y debía aprovechar, pues luego caería vertiginosamente. Así fué.

La señora al darse cuenta de mi presencia y que estaba sólo escuchándola con atención me sonrío y con una venia me dio a entender que sabía que estaba atento a su relato, fue ahí cuando continuo hablando ya no sólo para el dueño de la cafetería sino también para mi.

Este curandero - decía - reconoce perfectamente a la gente con sólo mirarla, no necesita leer la hoja de coca para saber quien eres, le basta observarte un momento y listo. Entonces decidí hacerle unas preguntas, tomé un papel servilleta, un lapicero, y comparto con todos ustedes esta experiencia para que saquen sus propias conclusiones.

 

  • ¿Cómo conoció al curandero? Dice que se lo recomendó una comadre a quien le iba pésimo en su tienda y que luego de contratar al curandero y hacer el mismo ritual todo mejoró y cambió radicalmente. Entonces ella lo contrató para que su discoteca mejore ya que muy poca gente iba a pesar de lo bonita que era. Y el curandero que vivía en una provincia alta en Abancay al terminar su trabajo le solicitó quedarse a dormir en la discoteca por esa noche, y así fué. Al día siguiente el curandero le dió una información que la dejó fría. Le dijo que esa discoteca en el pasado había sido un gran velatorio en la época del terrorismo, en donde muchos cadáveres anónimos habían sido velados, y en consecuencia habían muchos fantasmas que habitaban la discoteca perturbando la tranquilidad y espantando a los clientes. Con su trabajo espantó a los fantasmas y todo mejoró.
  • ¿El curandero es de Abancay? No, me dice,su origen es de Quiteni, por donde está el gas de Camisea, en la selva de Cusco.
  • ¿Qué facultades tiene? Sabe descubrir oro, personas desaparecidas y cualquier cosa que uno haya perdido, así como curar cualquier mal.
  • ¿Y cómo aprendió a desarrollar sus facultades? El es un servidor de Adonai, un ángel del demonio, con el cual se comunica directamente, deja entrar su espíritu en su cuerpo y hace las sanaciones así como otras habilidades, adivinaciones, transferencia de conocimientos y sabiduría de los muertos.
  • ¿Y cómo se contacta con Adonai? La señora se acomoda en el asiento, piensa un poco y me dice: Mi socio curioso como él sólo se hizo amigo del curandero y averiguó todas sus artes, y él cuenta que un día el curandero lo invitó a un ritual en el bosque en donde se encontraría personalmente con Adonai. Eran cerca de las 12 de la noche y el curandero le dijo que se quede a unos cincuenta metros de distancia donde haría el ritual de contacto; que siempre mantenga la cabeza hacia abajo y mire muy soslayadamente. Que si tiene en algún momento miedo se retire, ya que otros discipulos de él se habían vuelto locos luego de presenciar al demonio Adonai. Y así fue, a eso de las 12 de la noche el curandero de rodillas en el suelo del bosque, con la iluminación de la luna llena del cielo despejado, aparece un rayo poderoso que ilumina toda la noche y de pronto se vislumbra un ser aparentemente humano, de rasgos caucásicos (raza blanca y rubio) que poco a poco se fue materializando para iniciar un diálogo con el curandero que no levantaba la mirada. Era Adonai que le ordenó pararse para conversar frente a frente.
  • ¿Y su socio se volvió loco? No, él cuenta que sintió terror que todo le temblaba y que incluso cada vez que se acuerda vuelve a temblar de miedo. También mi socio cuenta que un día el curandero le prometió que le enviaría en la noche el espíritu de Adonai a su cuarto para que simplemente vea que es cierto lo que él dice y hace. Y así fué, una noche muy de madrugada sintió algo raro en su cuarto, se incorporó y pudo verlo de cuerpo entero mirándole a los ojos,de aspecto angelical, luego se desmayó y no quiso saber más nada del curandero y sus artes. Dice que Adonai, a través del curandero, te entusiasma, te anima a realizar un contrato a tavés del cual puedes obtener todo lo material, dinero, fama, mujeres, venganza a tus enemigos, pero sabe que Dios es mucho más poderoso que él y sabe cumplir las reglas que debe respetar.
  • ¿Y cómo así se animó usted a buscarlo, a pesar de estos relatos de terror? Pues porque me estaba muriendo de cáncer a los pulmones, ya nadie podía conmigo y quiero vivir. Entonces volví a buscarlo hasta que lo encontré.
  • ¿Un contrato con Adonai, cómo es eso? Si claro, estos curanderos son personas muy codiciosas, no les importa nada ni su familia, ni su salud, ni su vida. El acuerdo con Adonai es verbal y de sangre que debe tomar durante el consentimiento y que debe hacer por siempre. Pero todo el dinero que reciba, que será mucho, se le irá con facilidad, sufrirá pérdidas familiares, sus hijos sufrirán mucho, tendrá todo lo terrenal que quiera pero también todo lo perderá y finalmente tendrá una muerte horrible. Satanás se pondrá muy feliz de su muerte pues una alma perversa más integrará su legión.
  • ¿O sea, Adonai es un demonio que le pertence a Satanás? Si está entre los 10 primeros demonios de su ejército, es muy poderoso y temible.
  • ¿Pero no le parece absurdo que un demonio ayude a un curandero para que haga el bien? No, porque a las personas que se les hace el bien son no deseadas por Satanás, ya que sólo se cura o se les hace favores a personas de buen corazón; pero el curandero no lo es, él quiere riqueza, poder, fama, conocimiento, mujeres, es un codicioso egoísta que no le importa nada si no únicamente su satisfacción terrenal. 

 

Terminé mi segunda taza de café, me froté las manos por el frío y escalofríos del misterioso relato, agradecí la confianza de la señora y me dirigí al hotel pensando en esta historia asombrosa que decidi contarles para su propia reflexión y análisis. Les confieso que esa noche tuve serias dificultades para dormir.

Espero que les haya parecido interesante.

Hasta la próxima.

Juan de la Piedra

gasshojuan@aol.com

Puedes registrarte ahora mismo en: http://www.facebook.com/group.php?gid=76795658821&ref=ts

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

javier -

humm , muy buen relato aunque no puedo dejar de reir al momento que llaman a adonai como angel del demonio siendo que desde siempre ( los antiguos hebreos) adonai es uno de los nombres de dios , asi aparece en el antiguo testamento y es aun utilizado ese nombre por los judios. LA ignorancia es lo que mas nos demuestra este relato , indepenediente de si yo creo o no en las diferentes experiencias magicas.

(si creo en las experiencias)

pero amigo , adonai un demonio , nada mas lejos de la realidad.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres