Blogia
* Soul Revival *

El Gran Buda

Inolvidable visita.

Tuve la Oportunidad de visitar al Big Buda o Gran Buda que se encuentra en la Isla Lantau en Hong Kong en el mes de mayo del 2008.

El misterio que rodea esta gran obra de bronce de 26 metros de altura y con el Templo Po Lin a su lado, convierte a este lugar como el más interesante de la Isla de Lantau, y  desde luego la más importante de Honk Kong.

Este templo es un centro importantísimo del budismo, y está situado en medio de un paisaje montañoso espectacular sobre la meseta de Ngong Ping, de 520 metros.

El nombre del templo Po Lin siginifica Loto Precioso.

Al lado del templo hay una montaña, conocida como el Pico de Lantau, que es donde se encuentra el Buda Gigante. Es un sitio al que hay que subir a pie a través de escaleras empinadas, pero cuando llegas arriba descubres que valió la pena el esfuerzo. Pero si no quieres caminar hay teleféricos que te llevan y traen disfrutando de una vista espectacular, también hay buses. Todos los servicios muy eficientes y limpios.

Con la entrada al templo te dan un ticket con el que una vez que bajas del buda te dan de comer una comida buenísima (siempre que te guste la comida china). Meditar y realizar algunos ejercicios espirituales ahí, tanto durante la caminata como en el Templo Po Lin es indescriptible. Encontrarás rituales budistas tanto en el Templo como en las instalaciones del Gran Buda; así es, debajo de la gran estructura de bronce hay un museo en el cual descubres cómo se hizo la recaudación financiera para la construcción de esta obra gigantesca; asimismo hay monjes que están presentes para realizar rituales y puedes hablar en inglés con ellos.

Para los que quieran ir desde Honk Kong deben saber que se llega muy bien a la isla, porque hay un ferry que te lleva directamente, también el subway o tren subterráneo que tiene excelentes conexiones para llegar a la estación del bus, o para los que irán caminando, y para quienes no tienen tiempo y desean está el teleférico que es una experiencia aérea que también vale la pena. No hay pretexto para no ir.

Por cierto, si no te gusta la comida de la isla, cuando se regresa a las estaciones (del bus, teleférico o a pie), encontrarás varias opciones incluso un McDonald´s para quienes aun persisten en la comida chatarra.

No sólo es inolvidable esta visita si no que las ganas de regresar siempre estarán latentes. Si pueden ir no se pierdan esta oportunidad de hacer algo realmente distinto y muy espiritual. El video que tienes arriba esta muy bien hecho y da una idea muy cercana de lo que puedes ver en esta isla, pero obviamente otra experiencia es estar ahí.

Hasta la próxima,

Juan de la Piedra

gasshojuan@aol.com

Puedes registrarte ahora mismo en: http://www.facebook.com/group.php?gid=76795658821&ref=ts

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres