Blogia
* Soul Revival *

Trabajar por la Paz

Trabajar por la Paz ¿Habrá algún maestro, doctrina, líder o disciplina que conduzca al mundo hacia la paz?

Miles de años los seres humanos nos mutilamos, agredimos tanto espiritual como físicamente; aparentemente no hay una salida o una solución a la vista.

El hombre y mujer modernos carecemos de tolerancia y más bien hemos acrecentado nuestro apego al dinero, al poder, a las "buenas apariencias" para complacer una era que idolatra el placer, el culto a la juventud, a la riqueza material así como a la vanidad.

Nadie se escapa de ser herido por esta carrera veloz y sin escrúpulos. A la pareja no le interesa perder su matrimonio si es que va a lograr más dinero, más bienes, más reconocimiento social; no le interesa abandonar al otro en su sufrimiento, deteriorándose o lo que es peor: en su muerte.

Parece que ya no existe el arco iris del verdadero amor, de la unidad, de la comprensión y aceptación del otro "tal como es".

Cada vez que nos toca ver en la profundidad a las personas, sea en los talleres o terapias, nos encontramos mayormente con heridos - a veces niños inocentes - por esta sucia guerra del dinero, del ascenso profesional o social, así como del poder.

La vida de hoy tiene una gran semejanza con la película "Wall Street", que describe magistralmente esta "guerra de la codicia", a cualquier precio, sin compasión, sin humanidad. ¿Será posible que no nos demos cuenta que es lo que nos está ocurriendo, y a donde nos lleva esta angurria por tener más?

Claro que no sólo ocurre con las personas o matrimonios, también se ve con mayor claridad en los gobiernos, en las guerras terroristas, en las empresas, en los conventos, monasterios y hasta en los grupos llamados holísticos.

Cuando la famosa arqueóloga Ruth Shady, en silencio contemplativo, descubre el centro arqueológico de Caral e inicia las investigaciones profundamente, llamó poderosamente la atención la inexistencia de restos bélicos (cachiporras, flechas, lanzas, etc.), que reflejen una "normal cultura" predispuesta a repeler el ataque o a declarar la guerra a sus enemigos.

Lo más sorprendente en Caral, a donde nuestra Maestra Yvonne Gómez-Restrepo va regularmente con grupos a meditar, es que fue una cultura que durante mil años no tuvo guerra alguna. Es decir, no necesitaron de crueles métodos de destrucción o aniquilamiento de seres humanos. Se dedicaron, en cambio, a servir a sus dioses, a rendirles culto por los 4 puntos cardinales de la ciudad y principalmente al comercio y al servicio con sus vecinos cercanos y lejanos. ¡¡¡Un milenio de Paz!!!

Esto fue hace 5 mil años más o menos. ¿Qué pasó después? La verdad es que los arqueólogos más importantes del mundo están investigando este fenómeno tan hermoso. Algún día nos lo dirán junto con respuestas a otras preguntas de interés. Pero para mi es una gran esperanza para nuestro mundo saber que la ciudad madre de América existió y vivió mil años de armonía y paz; esto quiere decir, que los humanos si podemos construir un mundo tolerante, comprensivo y espiritual tanto individual como colectivamente.

Cuanta falta nos hace en el mundo de hoy líderes como los primeros peruanos caralinos del Valle de Supe (ahí se encuentra Caral), cuánta falta nos hace tomar conciencia de lo destructivo del mundo materialista de hoy y de como contribuimos a acelerar su violenta competencia para tener más, en vez de trabajar duro para ser mejor ser humano cada día.

Trabajemos por un mundo de paz, por un crecimiento espiritual constante y dedicado; es muy posible que así lo lograremos, aunque sean nuestros nietos o bisnietos los que puedan disfrutarlo.

Hasta el próximo jueves,

Juan de la Piedra
jdelapiedra@reikiperu.com
Editor
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

marce -

NAMASTE!!! muy interesante esta pagina, tendria que llegar a todo el mundo el mensaje de paz y amor, lamentablemente hay mucha gente que solo lucra con el amor a los demas x ambicion y orgullo, pero los amorosos somos mas... bendiciones para todos los que obran para bien, besos marce

Florencia -

El articulo me hace sentir orgullosa de mi cultura.Como tambien ya no me siento tan ilusa en creer que sin violencia se puede cambiar aunque sea un pedacito de un lugar.Alejamos de mi barrio con rondas vecinales donde solo imponiamos nuestra presencia y decisión ya no mas drogas a los vendedores y consumidores. Pero aun así nos costo el asesinato de nuestro presidente de Junta Vecinal(quien fuera a la vez mi cuñado) por estos malos elementos. Sin embargo este hecho a Dios gracias no ha permitido llenar de odios o deseos de venganza en mi familia solo de justiciA. Es dificil buscar la paz y es verdad nuestro trabajo no ha sido por nosotros sino por nuestros hijos. Sigamos trabajando por la paz cada uno en su lugar y juntos a la vez
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Aby Leon -

Estoy de acuerdo y es preciso que tomemos la desición de hacer algo por la paz en el mundo. Las permanentes guerras, guerrilas y otras modalidades de destrucción no hacen más que acabar con la necesidad de creer en un mundo mejor.
Aby, Santiago, Chile.

Guido -

me parece muy interesante el artículo,¿como hago para conocer Caral y hacer las meditaciones? gracias
Guido
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres