Blogia
* Soul Revival *

Ejercicios Prácticos

Ejercicios Prácticos

Es muy común en mis seminarios de Reiki, al finalizar de exponer sólo los dos primeros fundamentos, expresiones escépticas de practicar y ejercitar dichos preceptos.

Los alumnos casi siempre me dicen que es imposible dejar de enojarse ante determinados hechos e igualmente es imposible dejar de preocuparse ante determinadas circunstancias. Incluso algunos afirman que una actitud indiferente, sin enojos y sin preocupaciones, socialmente sería cuestionado y hasta rechazado. Por ejemplo, un político calumniado se mostrará enojado y se expresará así en los medios de comunicación, es una conducta "coherente" en nuestra sociedad. Y, frente a una tragedia como el Tsunami en ASIA, tanto las autoridades de religiosas, políticos, periodistas, etc., mostrarán su preocupación, sus rostros compungidos.

Pareciera, entonces, que el Reiki es para gente especial y que no le teme a la reacción social por su "indiferencia emocional", frente a hechos enojosos o verdaderamente preocupantes.

En primer lugar, debo aceptar que lo común y corriente es el enojo y las preocupaciones para todo tipo de sociedad, aun cuando los hechos que molesten o preocupen sean diferentes. Cada cultura estructura sus códigos que en algunos casos generan la cólera y en otros las preocupaciones. Estas dos reacciones son parte integrante de nuestro sistema de comunicación corporal interno y externo; es decir, no sólo nos manifestamos molestos o preocupados hacia afuera; sino que interiormente habrán consecuencias físicas contra nuestra salud por estos dos tipos de actitudes o reacciones primarias.

En segundo lugar, debo precisar mi convicción de que si bien es cierto la ira y la preocupación (ansiedad, angustia) son reacciones naturales; también es cierto que añaden más dificultades a los hechos que la originan. Por ejemplo, si tengo deudas que me preocupan, lo más probable es que al poco tiempo no pueda dormir adecuadamente; ahí la preocupación generó orgánicamente una respuesta inconveniente que afectará mi salud si no tomó medidas adecuadas o soluciono las deudas. En suma, tengo un problema adicional: mi estado emocional desequilibrado.

Es más cuando una persona ya se encuentra en desequilibrio emocional, no duerme bien, permanece irritado o colérico, lo más probable es que no tome soluciones acertadas. Recuerdo el caso de un amigo que se endeudó más de la cuenta con su tarjeta de crédito. Su angustia por resolver el problema no le hizo ver el tiempo que transcurría velozmente, que el juicio coactivo avanzaba sin detenerse, y finalmente que su departamento inevitablemente fue rematado judicialmente. Este desequilibrio emocional lo hacía creer que en cualquier momento obtendría el dinero de un negocio o de otro préstamo; no fue así y perdió un patrimonio importante.

Desde el punto de vista del Reiki, sin el enojo y las preocupaciones mi amigo hubiese tenido una visión fría de su problema financiero, habría visto sin mayores complicaciones las alternativas de solución (por más duras que fuesen), y no hubiese sido necesario llegar al extremo del remate judicial.

La pregunta, entonces es ¿y como logro evitar enojarme y preocuparme?

No pretendo establecer un único sistema o estrategia en este artículo, sin embargo, es un método que vengo aplicando muchísimos años, y no sólo me funciona personalmente, sino también a mi esposa, y lo más interesante a muchos de mis alumnos de Reiki.

Como ya lo dije, se trata de un logro personal; por ello hay que trabajar duro hasta conseguirlo.

El primer paso es conseguir lápiz y papel para hacer anotaciones de todos los hechos o circunstancias que causan mi enojo; luego se hace el tema de la preocupación por separado. Es decir, en una hoja de papel anoto: Enojos o cóleras en la casa, y desarrollo uno por uno todo lo que me causa ira, cólera, molestia, en sus distintos niveles de reacción. Luego hago lo mismo pero en el entorno del trabajo; en otra hoja anoto: "Cólera y enojos en el Trabajo". Y desarrollo del mismo modo todos los hechos y circunstancias que me generar cólera. Y así sucesivamente en todos los entornos en los que me desempeño; hasta aquel en "la casa de mi suegra", jajaja que puede ser tan dulce como amargo.

Una vez que he cubierto todos o casi todos los entornos en los que me desempeño, paso a un segundo trabajo de más importancia. Debo calificar en cada hoja los enojos o cóleras de más a menos; es decir, los hechos o circunstancias que me generar un máximo de cólera en primer lugar y luego los de menor impacto.

Cuando se ha ordenado en nuevas hojas la calificación de todos mi enojos, debo analizar las razones y motivos reales que me impulsan a este sentimiento o reacción. Una vez un alumno que hizo el ejercicio prolijamente, me dijo que se había dado cuenta que era un estúpido porque el motivo principal de sus enojos era la falta de control sobre los demás. Claro que al mismo tiempo se dio cuenta que controlar a los demás, sobre todo en el trabajo era muy relativo, y que lo mejor era delegar el control a diversos funcionarios previa formación y entrenamiento. Al tiempo lo hizo y su nivel de cólera bajo considerablemente, al punto que su personal de confianza le preguntaban si se había cambiado de religión.

El paso siguiente a la calificación es realizar estrategias para no caer en la reacción, anticiparse a los hechos, y planificar respuestas elaboradas e inteligentes a cada circunstancia. Este paso es bien acucioso y demanda a veces asesoría o consulta a personas experimentadas en diseño de estrategias personales de cambio. Una táctica dentro de la estrategia que escojan, es mi consejo a los reikistas, es la meditación Gassho diaria a primera hora en las mañanas.

Estoy totalmente seguro que quienes sigan estos ejercicios notarán un cambio sustancial en sus vidas, tomarán conciencia de lo absurdo de la cólera y de las preocupaciones, y su vida estará llena de nuevas oportunidades.

Hasta el próximo jueves,

Juan de la Piedra

gasshojuan@aol.com

Puedes registrarte ahora mismo en: http://www.facebook.com/group.php?gid=76795658821&ref=ts

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Anónimo -

edelmira caldas llanos -

me parecen excelentes sus consejos.pero me prometo a mi misma cambiar por el bien de los mios,ya que suelo ser muy colerica. que dios lo bendiga.

gladys -

Por favor como hacer para orientar a un adolecente de 15 años y lograr que no se estrese porque se llena de ira cada vez que las cosas no salen como las espera o quiere , su ira y malestar es tanto que mortifica a los de su entorno por su frustracion , tal es su constante tension que esta afectando su organismo con cefalesas , imsomnio , gastritis etc
el nivel de impulsividad aumenta hasta hacerse a veces incontrolable . Esta conciente del impulso incontrolable pero no lo puede ni logra dominarlo
Gracias por el consejo que me puedan dar
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Alex -

el sabado hice el ejercicio, más de una hora¡¡¡ pero es realmente extraordinario¡¡¡ recomiendo lo hagan, porqe todo cambia después, es increible. muchísimas gracias y mucha suerte. Alex

Ana María -

Claudia -

excelente, voy a poner en practica el ejercicio; muchisimas gracias por tanta luz¡¡¡ Claudia
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres