Blogia
* Soul Revival *

Templo Tibetano

Templo Tibetano

Desde China.

Llegué el 9 de abril y hoy (20 de mayo) todavía seguiré unas ocho semanas más profundizando y aprendiendo más a cerca de esta hermosa cultura oriental que no acabamos de comprender aún del todo.

Hasta el momento he podido visitar Beijing, Chongqing, Shenzhen, Hong Kong, Shanghai y Jiangzhu y en cada una de ellas he podido visitar sus templos y edificaciones milenarias y centenarias de diversas dinastías, todas con un ferviente budismo en sus distintas expresiones.

A simple vista las ciudades evidencias un notable aire occidental, sus autopistas, edificios, centro comerciales impresionantes y lujosos que cualquiera podría suponer que en China se acabó el misticismo y espiritualidad que tanto apreciamos en occidente. Pero cuando se visitan los templos uno advierte que el fervor y espiritualidad budista está inamovible en la práctica diaria de los chinos.

Aprendí algo nuevo cuando visité un templo en Chongqin, las ofrendas que mayormente son inciensos que se llevan para obsequiar al templo en paquetes de 100 o mas palillos de incienso, se colocan de a 3 en la frente antes de entrar al recinto de oración y luego de 3 reverencias son llevados a un enorme depósito incandescente de metal bellamente diseñado, en el que se incineran generando un agradable aroma a varios metros a la redonda. Todo esto fuera del recinto, lugar donde hay un lugar para arrodillarse y efectuar una oración preliminar. Terminada la oración vuelves a realizar 3 reverencias, las que pueden ser de distintas formas; unos son muy sencillos y hacen 3 simples inclinaciones, otros pueden hacer inclinaciones hasta tocar el suelo con la frente apoyándose con las palmas de las manos. El número 3 simboliza en todas las ofrendas la persistencia, esperanza y valor para seguir adelante. Y como podrán imaginar me animé a presentar mi propia ofrenda y desde luego también con mucho respeto hice 3 reverencias para dirigirme al recinto del Buda Maitreya.

Maitreya es comparable, guardando las distancias, al segundo advenimiento en otras religiones: La aparición de Kalki, la forma final de Vishnu en el Hinduismo; la vuelta de Jesús en el Cristianismo; Saoshyant en el Zoroastrismo; y, el mesías de la religión Judía. El Señor Maitreya es un bodhisattva que los Budistas creen aparecerá en la tierra para lograr la completa iluminación, y enseñar el puro y verdadero dharma. El Buda Maitreya será el sucesor de Siddhartha Gautama, el Buda.

Lo interesante luego del terremoto de Wengchu, que hasta el momento se sabe viene dejando cerca de cuarenta mil víctimas y más de doscientos mil damnificados, es el comentario relacionado al Buda Maitreya.

Se cree que la aparición de Maitreya será caracterizada por una serie de eventos catastróficos, y él será quien permita develar el verdadero dharma a la gente, permitiendo la creación de un nuevo mundo. Esto también significaría el final del "tiempo medio" donde los humanos actualmente residimos.

Sea cierto o no; lo real es que se advierte luego del terremoto una solidaridad impresionante en todo China de todo tipo de personas, estudiantes, abogados, empresarios, empresas e instituciones que organizan cuadrillas de rescate, donaciones, recolección de ropa, alimentos, medicinas y todo cuanto se necesite en estos momentos de tragedia. Una verdadera euforia de solidaridad en todo el territorio.

Me ha llamado profundamente la atención que la enorme publicidad de los Juegos Olímpicos, para los cuales sólo faltan cerca de 90 días, ha pasado a un plano secundario. Tanto así que hay omnibuses del Ministerio de Salud, excelentemente dotados, para que voluntariamente la gente done sangre; fui uno de ellos contagiado por el entusiasmo de dar la mano al más necesitado. Una excelente manera de limpiar el karma según mis amigos budistas.

¿Será que Maitreya viene pronto?

Pues realmente nadie lo sabe, lo importante de las creencias budistas es que nos señalan un mundo mejor, solidario, afectuoso, sin apegos de ninguna clase y siempre con la mano extendida para el que lo requiera.

Mis amigos chinos budistas son como tú, como cualquiera de nosotros, son profesionales, empresarios, personas de negocios internacionales, usan la tecnología moderna, celulares, automóviles de todo tipo, viajan en avión, tienen familia y hasta podríamos decir que cada vez somos más semejantes entre orientales y occidentales. Sin embargo, hay una diferencia todavía marcada, gran parte de ellos medita y tiene devoción por algún buda en particular; generalmente la fecha de nacimiento está relacionada con buda en particular que te guiará toda la vida. Y no sólo eso, también te corresponderá un aroma especial, un color y un tipo de piedra que conjuntamente con el símbolo de tu año de nacimiento le darán un sentido especial a tu vida.

Es una pena que la política del siglo pasado haya pretendido erradicar estas hermosas creencias budistas; el tiempo ha demostrado que no es posible mandar en la espiritualidad de los pueblos. Sin embargo, se nota cierta vergüenza en la gente reconocer su budismo, sobre todo con extranjeros, pues se cree que no es moderno cultivar la espiritualidad; pero en privado lo viven profundamente.

Todavía falta mucho por evolucionar este gran país y potencia mundial; me refiero a sus manifestaciones espirituales, que son muy ricas en conocimiento y medicina tradicional. Espero en el futuro que las restricciones religiosas que hubo en el pasado sólo sean el recuerdo de un error pasajero y perdonable.

En un próximo artículo les contaré sobre una técnica asombrosa del Chi Kung (Qi Gong) llamada Wu Qin Xi que tiene cerca de mil años de práctica entre grupos conservadores de la sanación tradicional china.

Hasta la próxima,

Juan de la Piedra
juan.delapiedra@gmail.com
Editor

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Jorge Abel Alonso -

La cultura oriental nos enseña
muchísimo sobre espiritualidad
y las leyes de Bhuda son funda
mentales para la vida plena;óp
timo mensaje de Ustedes.jaa_om
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres