Blogia
* Soul Revival *

Pensando en Voz Alta

Pensando en Voz Alta

 

 

 

Un mes sin escribir!!!

Hace varias semanas que ando de un lado para otro, de un país a otro país, y a veces sin tiempo ni aliento para escribirles algo interesante en la PC.

Muchas gracias por sus palabras de aliento, sus correos muy alentadores y motivadores para continuar escribiéndoles temas sobre la práctica del Reiki.

Ahora me voy a permitir escribirles algunos conceptos por separado que podrán causar en unos casos polémica y en otros comentarios ampliatorios que estoy seguro clarificarán aún más cómo es esta disciplina y arte japonés.

Intensidad Personal de Energía.

Es muy común escuchar a nuestros alumnos en los seminarios, talleres y prácticas de Reiki el tema de la intensidad de energía en las manos al momento de realizar imposición de manos. Incluso unos a otros se motivan diciendo: “tu si que tienes energía, tus manos se calientan mucho”. A veces también los voluntarios para recibir la imposición de manos al terminar el tratamiento preguntan: “¿Quién estuvo en mi espalda? Ahí el calor era muy intenso, sentí una energía bárbara”.

En mi opinión debo decirles que la práctica es muy importante para incrementar la energía que uno transfiere, sea con las manos, la visión, el aliento, así como cuando enviamos energía a distancia. Si le damos tiempo en el día, aunque sea una hora de práctica, desarrollaremos una mayor capacidad de transferencia así como de sensibilidad y percepción intuitiva.

Adicionalmente, si practicamos diariamente la Meditación GASSHO haremos que nuestro flujo energético sea mayor cada día.

Sin embargo, el calentamiento de las manos no debe ser motivo de mayor atención. Me explico, a veces creemos que las manos calientes es señal de mayor energía. Eso es relativo y depende muchas veces del paciente que en determinada zona necesita más tiempo de terapia, y entonces nuestra mano avisa con varias formas y manifestaciones; una de ellas es el calentamiento o también puede ser calambre, hormigueo, enfriamiento, etc. De otro lado, hay personas con presión alta y otras de presión baja; eso va a determinar si es más o menos caliente corporalmente, pero de ninguna manera si tiene más o menos energía. La energía Reiki no se mide con termómetro sino con los resultados prácticos, sea en nuestras terapias o trabajos avanzados de segundo o tercer nivel.

Posiciones de las Manos en las Terapias.

Todo lo que aprendemos respecto a las posiciones de las manos, sea de la escuela original del Dr. Usui o de la Maestra Takata , son básicamente un marco de reglas para la enseñanza y para el comienzo de un aprendiz. Pero con el tiempo cada uno crea sus propias maneras y estilos. Sólo cuando uno enseña debe informar a sus alumnos que estilo está aplicando a fin de evitar confusiones.

Actitud Frente al Paciente.

Da buenos resultados una oración previa para sanar al paciente; aquí cada uno debe ser libre, de acuerdo a su creencia o parecer, qué reza y cómo lo hace.

Al paciente le debemos el mayor de los respetos, esto es, jamás debemos prejuiciar su situación. Es muy lamentable ver como algunos terapeutas lo primero que hacen es culparlos de su enfermedad por temas karmáticos. Nadie sabe a ciencia exacta el motivo astral o de vidas pasadas por el cual el paciente sufre de tal o cual enfermedad, eso es muy difícil de precisar. Consecuentemente, es muy aventurado afirmar que alguien pueda tener cáncer porque hizo o no hizo en esta vida o en alguna pasada algún acto inadecuado.

Otro aspecto esencial es no decidir por el paciente, debemos tener gran respeto a sus determinaciones, tenga la edad que tenga, sea que nos parezca poco ilustrado o educado.

En toda terapia debemos poner nuestra mejor intención de amor; y debemos saber que la sanación que se dé podrá ser en el nivel espiritual, emocional o físico. Nunca sabremos en cual se dará primero, eso lo observaremos en el tiempo.

Reikistas Kinestésicos.

Algunos alumnos desde un principio muestran una percepción admirable, saben de antemano qué tiene el paciente con sólo mirarlos o tocarlos unos instantes. Estas personas son kinestésicas, es decir, aquellas que tienen el sentido intuitivo abierto plenamente.

Pero los demás alumnos que no tienen esa capacidad pueden desarrollarla con un ejercicio muy sencillo.

Mira a tu paciente relajado en la camilla, trata de advertir desequilibrios y desarmonías en su cuerpo sin hacer conjeturas o juzgamientos. Solo observa. Luego con las manos en posición GASSHO y ubicadas en el entrecejo (3er Ojo) deja venir imágenes, ideas, pensamientos, olores y cualquier otra expresión de tu mente. Cada vez que practiques esta técnica verás como aciertas con mayor precisión sobre el problema central de tu paciente.

Espero que estos conceptos sueltos y libres te hallan sido útiles, no te olvides de practicar y practicar, ahí está el secreto para ser un buen reikista.

Hasta el próximo artículo,

Juan de la Piedra
Editor

juan.delapiedra@gmail.com

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

JOSE ELERA -

JUAN, MI SINCERA FELICITACION POR LA SENCILLEZ DE EXPRESAR TUS SUBLIMIES CONOCIMIENTOS. ME AGRADA DAR LECTURA A TUS ARÌCULOS, SIGUE EDUCANDO A LOS SERES HUMANOS....ERES GRANDE. ATTE JOSE ELERA

MARCOS WALTER ACOSTA MONTEDORO -

Me encantó este didáctico comentario. No sé que es Reiki, pero comienzo a saberlo atribuyéndole desde ya una connotación positiva.
¿Qué debe hacer para aprenderlo desde ya?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Itala -

Es la informacion que necesito,ya que me he iniciado en reikiII y me faltaba mas informacion, y es verdad la practica te refuerza.
hasta pronto

Lucy Brent -

pues yo creia que mis manos frias no eran buenas para el Reiki; ahora se que solo hay que insistir y practicas. mil gracias. Lucy

Sebastián Alatrista -

No sabes cuanto se extrañaba leer tus artículos, realmente excelente saber que sigues con el interés de apoyar a tus lectores. Gracias, Sebas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres